Entrevista a Arnau Carreño: impactos de la náutica recreativa en las áreas marinas protegidas y propuestas para reducirlos

Entrevista a Arnau Carreño, investigador de la UdG y coautor del artículo “Environmental impacts of increasing leisure boating activity in Mediterranean coastal waters” en el que se analizan los impactos generados por la náutica creativa en las áreas marina protegidas del Mediterráneo y se proponen medidas para reducirlos.

Duración: 30 minutos.

¿Dónde se puede hacer qué? La planificación marítima se pone en marcha

La actividad económica en la costa y el mar Mediterráneo no deja de crecer y esto conlleva inevitablemente a la competición por el espacio disponible para llevar a cabo las diversas actividades.

No es un problema nuevo, pero sí que es cada vez más acentuado, tanto en el Mediterráneo como en la mayoría de las aguas europeas. En este contexto la Unión Europea hace años que está tratando de impulsar la Política Marítima Integrada que tiene en la Ordenación espacial uno de sus principales pilares. Se trata de clarificar qué actividades son prioritarias en cada zona, y qué actividades son compatibles o incompatibles entre sí.

España tiene en marcha el proceso para establecer una ordenación del espacio marítimo en toda su costa y para ello acaba de finalizar el proceso de información pública de la evaluación ambiental de los planes de ordenación del espacio marítimo. Es decir que ya existe una primera propuesta de zonificaciones de usos y se ha iniciado el proceso de discusión pública. Están en juego aspectos tan importantes como ¿en qué zonas se podrá implantar eólica marina?, ¿qué zonas son prioritarias para la conservación de la biodiversidad o la extracción de áridos? ¿Qué zonas deberán ser reservadas para la actividad portuaria?, entre otros posibles usos.

El Mediterráneo español se ha dividido en dos zonas: levantino-balear y estrecho y Alborán.  La documentación presentada a información pública es muy extensa – en particular destaca una amplia diagnosis-. A continuación, presentamos los principales mapas de usos propuestos, unos mapas que también podéis consultar en detalle en un visor on-line (aunque nuestra experiencia es que funciona regular).

La zonificación está en fase de borrador y tras el reciente cierre de la consulta pública de la evaluación ambiental estratégica continuará su tramitación en los próximos meses, por lo que probablemente sufrirá modificaciones para incorporar diversas aportaciones. Se espera tener la aprobación definitiva a finales del año 2021 o inicio del 2022. Os animamos a seguir este proceso porque los resultados serán importantes. Si tenéis dudas, consultádnoslo y trataremos de contestaros.

ÁMBITO LEVANTINO BALEAR

Zonas de uso prioritario: es decir zonas donde ya se realizan actualmente actividades y usos que se consideran de interés general. Se incluyen también las zonas de uso prioritario destinadas a la energía eólica marina y a los yacimientos de arena destinados a la protección costera. Aunque dichos usos aún no se han implantado en el espacio, se les otorga prioridad dentro de dichas zonas.

Zonas de alto potencial: es decir zonas donde, aunque actualmente no tenga lugar la actividad, se considera adecuado el desarrollo futuro de actividades y usos que se consideran de interés general.

ÁMBITO ESTRECHO Y ALBORÁN

Zonas de uso prioritario:

Zonas de alto potencial:

La aceleración azul del Mediterráneo español

En un contexto de creciente interés por la economía azul un nuevo informe evalúa por primera vez la aceleración de las actividades económicas que ha tenido lugar en las aguas y el entorno costero Mediterráneo español en los últimos 60 años. Para ello, se cuantifica la evolución a lo largo del tiempo de quince indicadores seleccionados por su relevancia y la disponibilidad de series de datos largas y fiables. Los indicadores muestran el crecimiento de los usos del litoral, así como el despliegue del turismo marítimo y costero, el transporte marítimo y la ampliación de las infraestructuras marinas y submarinas, además de la decreciente tendencia en la disponibilidad de recursos. El informe presenta también información desagregada de la distribución territorial de los principales indicadores en la actualidad.

grafic1 acceleracio

PRINCIPALES CONCLUSIONES

El informe concluye que la aceleración de los usos en las costas y actividad marina en el Mediterráneo español ya ha conllevado el agotamiento de algunos recursos no renovables (como el petróleo offshore), el decrecimiento notable del rendimiento pesquero, así como una evidente reducción de la superficie costera no artificializada disponible para las demás especies y el buen funcionamiento del conjunto del ecosistema litoral. Igualmente señala que la evolución histórica muestra la imposibilidad de la continuidad tendencial del crecimiento, debido a los límites físicos y ecológicos de los recursos disponibles. Por ello se plantea la necesidad urgente de plantear escenarios económicos alternativos que hagan posible una transición que regenere y mantenga un buen estado del ecosistema costero y marino, al tiempo que favorezca la máxima generación y distribución del bienestar producido en las actividades económicas.

Informe completo: Ortega, M., Coll, M., Gorostiza, S., Murray, I., 2021. La aceleración azul del Mediterráneo español. Informes exploratorios número 2. Fundació ENT. Vilanova i la Geltrú.

Entrevista a Ivan Murray: el proceso de turistificación en el Mediterráneo español

Entrevista a Ivan Murray, experto en el análisis del fenómeno turístico además de doctor en Geografía por la Universitat de les Illes Balears y máster en sostenibilidad ambiental por la Universidad de Edimburgo. Actualmente es profesor en el Departamento de Geografía de la Universidad de las Illes Balears.

Duración: 41 minutos.

Entrevista a Alfons Garrido: historia del asociacionismo pesquero Mediterráneo

Entrevista a Alfons Garrido, Doctor en Historia y diplomado en Información y Documentación en la que nos explica la historia del asociacionismo pesquero en el Mediterráneo.

Actualmente ejerce de documentalista, media manager y de muchas otras cosas más en la Fundació Promediterrània (https://www.fundaciopromediterrania.org/) en Palamós.

Duración: 25 minutos

Retos para la gestión de la sardina y anchoa en el mediterráneo

Algunas especies pelágicas de gran interés comercial para la pesca española como la sardina y boquerón (o anchoa, como se llama en algunas zonas) han mostrado caídas importantes en su abundancia y captura y cambios en su distribución y un empeoramiento de su condición corporal en los últimos años. Al mismo tiempo, hay especies potencialmente competidoras, como la sardinella (o alacha) u organismos gelatinosos (medusas), que han expandido su distribución y han aumentado su abundancia. Todo indica que se está produciendo un cambio a gran escala en las costas mediterráneas españolas.

Es una crisis motivada por varios factores entre los que destaca una sobrepesca histórica y presente, a la que se le une el efecto del cambio climático, que incluye el calentamiento de las aguas y cambios en la productividad marina, y el aumento de la polución por plásticos que está afectando a la salud de los organismos marinos.

En un reciente artículo, muy recomendable, publicado por Marta Coll (ICM-CSIC), Jose Maria Bellido (IEO) y María Grazia Pennino (IEO) en la revista The Conversation , se explica que diferentes combinaciones de reducción de esfuerzo pesquero del cerco y arrastre, acompañados por una protección la zona costera con profundidades menores de 50 metros y la creación de refugios climáticos podrían contribuir a asegurar las capturas de especies pelágicas comerciales y mantener unos adecuados niveles de biomasa de estas especies en el mar.

La dificultad estará, en buena parte, en convertir este conocimiento en un plan de gestión que responda a la dimensión del reto planteado.

—————

Nota:Fuente imagen principal: De © Citron, CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=15439672

¿Cuántas mujeres están inscritas en el régimen especial del mar en el Mediterráneo?

El Régimen Especial de Trabajadores del Mar (RETM) es un régimen especial de la Seguridad Social en el que se incorporan los trabajadores del mar. Son aquellos que realizan su actividad a bordo de embarcaciones, buques o plataformas de la Marina Mercante, de pesca en el mar, de tráfico interior de puertos, deportivas y de recreo, y plataformas fijas. Aquí se incluyen quienes extraen productos del mar, investigadores, personal de seguridad, buceadores, rederos, estibadores, prácticos de puerto o administrativos.

En general, las condiciones son las mismas que para el Régimen General, pero lo destacable es que los trabajadores del mar pueden retirarse antes de lo previsto gracias a una serie de coeficientes reductores según tipo de embarcación o trabajo desempeñado y con un tope de 10 años, que se restan a la edad ordinaria de jubilación.

En la web de la seguridad social es posible saber mensualmente cuantos hombres y mujeres están inscritos en este régimen general por provincia. De manera agregada un 9% de las personas en el régimen especial del mar en el Mediterráneo son mujeres. A continuación os aportamos la información desagregada a fecha del mes de abril 2021.

RÉGIMEN ESPECIAL DEL MAR
HombresMujeres
Almería613
Granada71
Málaga1102
ANDALUCÍA1796
ILLES BALEARS15135
Barcelona19731
Girona16716
Tarragona23315
CATALUÑA59762
Alicante/Alacant18325
Castellón/Castelló935
Valencia/València575
COM.VALENCIANA33235
REG. DE MURCIA1274

Es importante recordar que, tal como señalábamos en otra de las entradas, una parte de las mujeres en el ámbito por ejemplo pesquero no están registradas en este régimen pese a en ocasiones hacer labores similares, sino bajo otros epígrafes o no están registradas, por lo que no debemos olvidar que en la tabla anterior están infra representadas.

En otra entrada pondremos números a la participación de la mujer en otros ámbitos de la economía marítima, como la distribución minorista y manipulación, que no están registrados en este régimen especial.

Redes fantasmas

Se estima que a nivel global los aparejos abandonados, perdidos o descartados o en el mar (ALFDG) suponen al entorno de un 10% del peso de los macroresiduos marinos, pero en las zonas de alta densidad pesquera su presencia es mucho más importante. En las aguas Europeas constituyen aproximadamente el 34% de los macroresiduos marinos cuyo origen es identificable.

Su presencia es también importante en las costas españolas, así por ejemplo:

En aguas intermedias en el Golfo de Alicante estudios realizados entre 50 y 700 metros encontraron que el 29,6% de los residuos recogidos en el fondo marino (en peso) provenían del sector pesquero.

En aguas profundas de la costa catalana, en el Cañón de Blanes y su entorno, un 23,5% de los residuos recogidos en fondos entre 900 y 2700 metros eran restos de palangres, y en un 12,4% de los casos redes.

En estudios realizados en la plataforma y el cañón del Cap de Creus en profundidades entre 83 y 1570 metros aproximadamente un 53% del total de residuos detectados eran ALFDG.

En las baleares se estima que en el periodo 1961-2017 más de 53.000 dispositivos agregadores de peces (FADS) se han perdido en el mar.

La pesca fantasma es uno de los impactos derivados de la presencia de estos residuos. Se define como la mortalidad de peces u otras especies producida cuando un arte de pesca es perdida o abandonada en el mar. Es un tema de creciente preocupación por parte de los científicos y gestores, la FAO por ejemplo, desde el año 1995 considera que la gestión de los aparejos abandonados, perdidos o descartados o en el mar es uno de los elementos esenciales a tener en cuenta a nivel global para garantizar una pesca responsable.

¿Puede reducirse el impacto de las redes fantasma utilizando materiales más biodegradables? Este es el reto que se plantea el proyecto Inarbio. En este contexto ha publicado el informe divulgativo “Reducir la pesca fantasma en el Mediterráneo a través del uso de nuevos materiales” en el que se puede encontrar numerosa información de interés (como los datos anteriormente señalados) y os recomendamos si os interesa el tema.

En esta entrada queremos únicamente recordaros esquemáticamente algunos de los impactos que se producen en función de los aparejos.

Señalar que todas las artes contribuyen en mayor o menor medida a la problemática, pero que en este caso a nivel global, y sin duda también en nuestras costas, las artes fijas de enmalle y enredo tienen un rol importante, y por tanto pueden contribuir a disminuir el impacto generado:

Y apuntar que las estrategias posibles para reducir la problemática son múltiples y complementarias:

Este es sin duda un tema relevante tanto desde el punto de vista de la gestión de los residuos marinos como desde el ámbito de la pesca que es necesario trabajar en profundidad los próximos años.

La economía azul en el Mediterráneo

El mes de mayo la Comisión Europea publicó el informe anual sobre economía azul 2021. En él se analiza la aportación que realizan las actividades económicas vinculadas al ámbito marino y también aporta interesantes análisis sobre cómo la naturaleza se interrelaciona con la economía marina constituyendo su base fundamental.

Además de facilitar los datos agregados también aporta los valores por cuenca y subcuenca, por lo que es posible conocer los valores de referencia tanto para el Mediterráneo como para el Mediterráneo occidental, en el que se encuentra la cota española. A continuación mostramos los principales resultados tanto en valor añadido bruto (GVA en inglés) como en términos de ocupación (Employment).

Globalmente, según el estudio anteriormente señalado, la economía azul mediterránea generó, el año 2018, 66.000 millones euros de valor añadido bruto y 2,06 millones de puestos de trabajo, siendo el sector turismo costero el más relevante con diferencia (39.000 millones de euros de VAB y 1,52 millones de puestos de trabajo) seguido por el transporte, la actividad económica vinculada a la extracción de recursos naturales (pesca y acuicultura) y las actividades portuarias.

En el Mediterráneo Occidental la estructura es similar, globalemente economía azul generó 49.000 millones de Valor Añadido Bruto y generó 1,2 millones de puestos de trabajo, también muy mayoritariamente centrados en el turismo costero.