¿Cuántas mujeres están inscritas en el régimen especial del mar en el Mediterráneo?

El Régimen Especial de Trabajadores del Mar (RETM) es un régimen especial de la Seguridad Social en el que se incorporan los trabajadores del mar. Son aquellos que realizan su actividad a bordo de embarcaciones, buques o plataformas de la Marina Mercante, de pesca en el mar, de tráfico interior de puertos, deportivas y de recreo, y plataformas fijas. Aquí se incluyen quienes extraen productos del mar, investigadores, personal de seguridad, buceadores, rederos, estibadores, prácticos de puerto o administrativos.

En general, las condiciones son las mismas que para el Régimen General, pero lo destacable es que los trabajadores del mar pueden retirarse antes de lo previsto gracias a una serie de coeficientes reductores según tipo de embarcación o trabajo desempeñado y con un tope de 10 años, que se restan a la edad ordinaria de jubilación.

En la web de la seguridad social es posible saber mensualmente cuantos hombres y mujeres están inscritos en este régimen general por provincia. De manera agregada un 9% de las personas en el régimen especial del mar en el Mediterráneo son mujeres. A continuación os aportamos la información desagregada a fecha del mes de abril 2021.

RÉGIMEN ESPECIAL DEL MAR
HombresMujeres
Almería613
Granada71
Málaga1102
ANDALUCÍA1796
ILLES BALEARS15135
Barcelona19731
Girona16716
Tarragona23315
CATALUÑA59762
Alicante/Alacant18325
Castellón/Castelló935
Valencia/València575
COM.VALENCIANA33235
REG. DE MURCIA1274

Es importante recordar que, tal como señalábamos en otra de las entradas, una parte de las mujeres en el ámbito por ejemplo pesquero no están registradas en este régimen pese a en ocasiones hacer labores similares, sino bajo otros epígrafes o no están registradas, por lo que no debemos olvidar que en la tabla anterior están infra representadas.

En otra entrada pondremos números a la participación de la mujer en otros ámbitos de la economía marítima, como la distribución minorista y manipulación, que no están registrados en este régimen especial.

Redes fantasmas

Se estima que a nivel global los aparejos abandonados, perdidos o descartados o en el mar (ALFDG) suponen al entorno de un 10% del peso de los macroresiduos marinos, pero en las zonas de alta densidad pesquera su presencia es mucho más importante. En las aguas Europeas constituyen aproximadamente el 34% de los macroresiduos marinos cuyo origen es identificable.

Su presencia es también importante en las costas españolas, así por ejemplo:

En aguas intermedias en el Golfo de Alicante estudios realizados entre 50 y 700 metros encontraron que el 29,6% de los residuos recogidos en el fondo marino (en peso) provenían del sector pesquero.

En aguas profundas de la costa catalana, en el Cañón de Blanes y su entorno, un 23,5% de los residuos recogidos en fondos entre 900 y 2700 metros eran restos de palangres, y en un 12,4% de los casos redes.

En estudios realizados en la plataforma y el cañón del Cap de Creus en profundidades entre 83 y 1570 metros aproximadamente un 53% del total de residuos detectados eran ALFDG.

En las baleares se estima que en el periodo 1961-2017 más de 53.000 dispositivos agregadores de peces (FADS) se han perdido en el mar.

La pesca fantasma es uno de los impactos derivados de la presencia de estos residuos. Se define como la mortalidad de peces u otras especies producida cuando un arte de pesca es perdida o abandonada en el mar. Es un tema de creciente preocupación por parte de los científicos y gestores, la FAO por ejemplo, desde el año 1995 considera que la gestión de los aparejos abandonados, perdidos o descartados o en el mar es uno de los elementos esenciales a tener en cuenta a nivel global para garantizar una pesca responsable.

¿Puede reducirse el impacto de las redes fantasma utilizando materiales más biodegradables? Este es el reto que se plantea el proyecto Inarbio. En este contexto ha publicado el informe divulgativo «Reducir la pesca fantasma en el Mediterráneo a través del uso de nuevos materiales» en el que se puede encontrar numerosa información de interés (como los datos anteriormente señalados) y os recomendamos si os interesa el tema.

En esta entrada queremos únicamente recordaros esquemáticamente algunos de los impactos que se producen en función de los aparejos.

Señalar que todas las artes contribuyen en mayor o menor medida a la problemática, pero que en este caso a nivel global, y sin duda también en nuestras costas, las artes fijas de enmalle y enredo tienen un rol importante, y por tanto pueden contribuir a disminuir el impacto generado:

Y apuntar que las estrategias posibles para reducir la problemática son múltiples y complementarias:

Este es sin duda un tema relevante tanto desde el punto de vista de la gestión de los residuos marinos como desde el ámbito de la pesca que es necesario trabajar en profundidad los próximos años.

La economía azul en el Mediterráneo

El mes de mayo la Comisión Europea publicó el informe anual sobre economía azul 2021. En él se analiza la aportación que realizan las actividades económicas vinculadas al ámbito marino y también aporta interesantes análisis sobre cómo la naturaleza se interrelaciona con la economía marina constituyendo su base fundamental.

Además de facilitar los datos agregados también aporta los valores por cuenca y subcuenca, por lo que es posible conocer los valores de referencia tanto para el Mediterráneo como para el Mediterráneo occidental, en el que se encuentra la cota española. A continuación mostramos los principales resultados tanto en valor añadido bruto (GVA en inglés) como en términos de ocupación (Employment).

Globalmente, según el estudio anteriormente señalado, la economía azul mediterránea generó, el año 2018, 66.000 millones euros de valor añadido bruto y 2,06 millones de puestos de trabajo, siendo el sector turismo costero el más relevante con diferencia (39.000 millones de euros de VAB y 1,52 millones de puestos de trabajo) seguido por el transporte, la actividad económica vinculada a la extracción de recursos naturales (pesca y acuicultura) y las actividades portuarias.

En el Mediterráneo Occidental la estructura es similar, globalemente economía azul generó 49.000 millones de Valor Añadido Bruto y generó 1,2 millones de puestos de trabajo, también muy mayoritariamente centrados en el turismo costero.

La pesca recreativa en Cataluña

El Instituto Catalán de Investigación para la gobernanza marítima (ICATMAR) ha estudiado la importancia de la pesca recreativa en la costa catalana mediante 413 entrevistas unipersonales y un cuestionario on-line contestado por 13. 138 pescadores recreativos. Un resumen de este estudio ha sido incluido en el informe 2021 sobre la economía azul Europea.

A continuación señalamos algunos de los principales resultados:

  • Se estima que unas 50.000 personas llevan a cabo pesca recreativa en Cataluña, un 60% en la costa, un 34% des de una embarcación y un 6% en pesca submarina, siendo una gran mayoría -95%- hombres.
  • El volumen de capturas es muy desigual: un 10% de los pescadores acumulan un 50% de las capturas totales, mientras que las capturas del 50% menos voraz no alcanza al 10%.
  • Se estima que el volumen de capturas total en Cataluña es de 1.366 toneladas anuales (508 toneladas en la costa, 760 toneladas des de embarcaciones y 98 toneladas en pesca submarina). El global capturado corresponde a un 5% de la pesca comercial en Cataluña.

La distribución por especies es la siguiente:

Fuente: Diagnosi de la pesca marítima a Catalunya
  • En cuanto al impacto económico de la actividad, se estima un impacto indirecto cercano a 90 millones de euros, de los cuales una tercera parte corresponden al impacto directo sobre tiendas y distribuidores de material pesquero.

Un nuevo portal para conocer mejor el Mediterráneo

La organización Global Fishing Watch ha lanzado un nuevo portal web orientado a facilitar información sobre el Mediterráneo que aporta información relevante tanto del ámbito pesquero como ambiental. En él se puede encontrar sobre un mapa interactivo información entre otros elementos de:

  • El esfuerzo pesquero registrado
  • Temperatura superficial
  • Salinidad
  • Concentración clorofílica
  • Zonas coralinas
  • Áreas Marinas Protegidas con diversos niveles de protección
  • Áreas Restringidas de pesca

Os lo recomendamos si queréis tener una información visual de fuentes fiables de estos parámetros en el Mediterráneo.

Mujeres en el sector pesquero valenciano

Aún es usual concebir el mundo de la pesca como un sector laboral desempeñado mayoritariamente por hombres, sin embargo, el papel de la mujer es mucho más importante del que usualmente se reconoce.

Recientemente se ha publicado en la revista Sociologia Ruralis el artículo «‘The Sea is Our Life’. Woman in the Fishery Sector of the Valencian Community» que nos ofrece información novedosa de la Comunidad Valenciana, y en el que nos basaremos para esta entrada.

Actualmente las mujeres están presentes en diverso grado en todo tipo de roles vinculados al sector pesquero: pescadoras; gerentas, secretarias y miembros del personal de las cofradías; armadoras; directoras y trabajadoras en plantas de procesado, y participando en todo tipo de roles en el ámbito de la comercialización.

El 21% de miembros afiliados al REM (Régimen Especial del Mar) son mujeres, lo que demuestra que su presencia en este sector no es anecdótica. Pese a ello su presencia es irregular en función de la tarea analizada, por ejemplo, a bordo de las embarcaciones pesqueras su número es muy bajo -no alcanza a un 3% en Europa-.

A las labores reconocidas en el Régimen Especial del Mar se le añaden muchas otras, por ejemplo, es usual su participación en tareas de apoyo en la reparación de redes -con una importante presencia de hasta un 88% de mujeres-, compra de suministros, administración y gestión de las actividades pesqueras, limpieza y reparaciones en los equipos de las embarcaciones, etc. Todas ellas labores indispensables para el correcto desarrollo de la actividad pesquera.

La invisibilización de estas labores, en muchas ocasiones realizadas por mujeres, se producen por dos vías: o no son registradas en el ISM (Instituto Social de la Mar), y pasan por tanto a formar parte directamente a la economía sumergida, o se registran en epígrafes que no son los adecuados para cubrir el conjunto de actividades que llevan a cabo.  

El trabajo administrativo suele estar clasificado en un régimen social diferente al marítimo, por lo que gran parte del trabajo de papeleo que desempeñan numerosas mujeres no se refleja en los datos estadísticos del sector. Funciones como la revisión de documentos del personal, la gestión de los permisos del puerto, el cumplimiento de los registros legales, la toma de medidas vinculadas a las inspecciones de seguridad, o la gestión de las finanzas de las empresas pesqueras se catalogan en ocasiones mediante figuras de “colaboración con miembros familiares” o “trabajadoras por cuenta propia” pero no se incorporan a las estadísticas sectoriales.  Además, mientras las embarcaciones están pescando en la mar, el personal de tierra -donde predomina la mujer- en ocasiones va más allá de sus funciones establecidas legalmente y se encarga de tareas como la preparación del material para la recepción del producto, y posteriormente su empaquetado y transporte hacía la lonja, o la asistencia en la venta de la mercancía.

La no incorporación de las tareas realizadas por mujeres en los epígrafes adecuados o directamente la falta de todo registro administrativo crea una enorme economía invisibilizada en el sector pesquero, que produce dificultades en los registros salariales y laborales. Algunos ejemplos de estos problemas aparecen en las pensiones, en el registro de bajas o en las dolencias ocasionas por el trabajo.

Pese a que se han dado grandes pasos adelante en los últimos años aún estamos lejos de la igualdad de derechos y oportunidades de la mujer en el ámbito pesquero, y para conseguirlo necesitamos en primer lugar visibilizar en las estadísticas y en la sociedad una realidad que en los puertos ya es evidente.

Ya está aquí el informe «Estado de la pesca en el Mediterráneo y el Mar Negro 2020»

El Consejo General de la Pesca Mediterránea ha publicado el nuevo informe El estado de la pesca en el Mediterráneo y el Mar Negro (SoMFi 2020).

En él se señala que el 75 % de las poblaciones de peces siguen siendo objeto de pesca excesiva, es claramente un valor muy alto aunque este porcentaje ha disminuido más del 10 % entre 2014 y 2018. Es la primera vez en varios decenios que se detectan algunas tendencias positivas.

Los datos frente a las costas españolas siguen siendo muy preocupantes. Se mantienen niveles altos niveles de sobreexplotación (GSA1 Andalucía, GSA2 Isla de Alborán, GSA 5 Baleares, GSA 6 Cataluña y Valencia, GSA 7 Golfo de León):

Captura pesquera vs. rendimiento máximo sostenible para las especies analizadas y zonas costeras españolas.

Y en términos de evolución de la biomasa la situación tampoco puede considerarse en líneas generales de satisfactoria:

Se categoriza la biomasa en comparación con los datos temporales disponibles (rojo por debajo del percentil 33, verde por encima del 66)

En términos de capturas el volumen de capturas en el Mediterráneo ha aumentado respecto a los últimos datos disponibles, al igual que el volumen de capturas en España.

España es el quinto país con mayor volumen de capturas (6,7%, 78.458 toneladas) tras Italia, Turquía, Algeria y Tunicia. En la cuenca occidental del Mediterráneo España es el segundo actor más importante en términos de volumen de capturas (78.458 toneladas) tras Algeria (103.308 toneladas) y seguida de Italia (42.087), Marruecos (23.176) y Francia (11.540).

En término de embarcaciones España ocupa el 21.er país con más embarcaciones (2,3%), con una potencia total superior a 49.000 GT. La edad media de las embarcaciones es de 33 años, frente a los 29 años de media en el Mediterráneo.

En términos laborales la pesca en el Mediterráneo y el Mar Negro proporciona 225 000 puestos de trabajo a bordo y se estima que contribuye a los medios de vida de 785 000 personas en total. En partes de algunos países como Túnez, Croacia y Marruecos, prácticamente uno de cada 100 residentes costeros trabaja en la pesca. El informe también destaca que el sector está envejeciendo rápidamente: casi la mitad de los trabajadores tienen más de 40 años y solo el 17 % son menores de 25. Por otra parte se estima que el valor económico generado por la pesca en la región asciende a 9 400 millones de USD.

La pesca en pequeña escala es la mayor parte de la industria y representa una abrumadora mayoría de las embarcaciones pesqueras (83 %) y los empleos basados en la pesca (57 %). No obstante su participación en las capturas totales es de solo un 15 % y supone menos del 30% de los ingresos totales. Es claramente el segmento de flota más frágil.

Finalmente vale la pena señalar que el informe destaca que el fortalecimiento de la resiliencia de las pesquerías será cada vez más crítico frente a las crecientes presiones sobre el ambiente marino debido al cambio climático y las actividades humanas.

La pesca mediterránea española capea el temporal de la crisis del COVID 19

La Fundació ENT ha publicado el informe “Seguimiento de la crisis del COVID en la pesca mediterránea española. Un sector que capea la crisis”, una evaluación actualizada del impacto económico del coronavirus en la flota pesquera mediterránea española.

Las principales conclusiones son las siguientes:

El sector pesquero mediterráneo en los primeros diez meses del año no ha sido ajeno a la crisis del COVID. La mayor parte de la disminución de los ingresos se produjo en los primeros meses de la crisis (marzo-junio), coincidiendo con las dificultades operativas que forzaron la parada temporal de parte de la flota. Posteriormente, con datos hasta finales de octubre, la caída de ingresos ha sido más moderada. La facturación agregada en el periodo enero-octubre disminuyó un 14,6% respecto a la facturación media del mismo periodo para los años 2017-2019, mientras que para los meses de julio-octubre (últimos datos disponibles) la disminución fue de un 7,6%.

Pese a la disminución de la actividad pesquera en las primeras semanas de la crisis y las interrupciones temporales del canal HORECA, el consumo domiciliario ha evitado un desplome en la demanda y ha permitido una disminución en la facturación ligeramente inferior a la media del conjunto de la economía española.

Ilustración 1 Índice de cifra de negocios empresarial (enero-septiembre 2020)

mQRT6xV7RQG5QF8a8dKSJQ (3)
Fuente: Elaboración propia a partir del Índice sectorial de cifra de negocios empresarial, INE y la facturación mensual del sector pesquero mediterráneo facilitado por las respectives Comunidades Autónomas.

Existen diferencias significativas entre artes de pesca que deben ser estudiadas en detalle en un futuro para comprender mejor la resiliencia de los diversos segmentos de la flota. Las evaluaciones previas apuntan un mejor comportamiento de la facturación en la pesca de artes menores e impactos mayores en arrastre y cerco. Igualmente, los datos de facturación señalan que se han producido diferencias geográficas importantes.

Por otra parte, los costes han disminuido gracias a la bajada del precio del petróleo, el ajuste de la presión pesquera y el despliegue de ayudas públicas. Los principales factores de disminución de costes son los siguientes:

  • El precio medio del gasóleo B en el periodo enero- octubre ha disminuido un 11% respecto al valor medio 2017-2019. Una vez finalizada la primera fase de la pandemia, entre julio y octubre, el precio ha continuado por debajo de los valores de referencia. Esta bajada es especialmente relevante para el sector del arrastre
  • Los días que las embarcaciones se han quedado en puerto debido al COVID han supuesto una disminución en los costes operativos, eliminando el coste del petróleo, y reduciendo otros gastos como aprovisionamientos, cebos, repuestos, etc.
  • Han disminuido los costes salariales gracias a las ayudas públicas desplegadas para cubrir los costes de personal (ERTEs y apoyos a las paradas extraordinarias debido al COVID) los días que cesó la actividad pesquera.
  • La disminución del coste del petróleo y de los costes laborales supone, en una primera estimación, una reducción total de costes ligeramente por encima del 10% respecto a los gastos que se tuvieron en el mismo período el año 2018 en el segmento del arrastre, y ligeramente por encima del 5% en el caso del cerco.
  • En 2020 también han aumentado los importes subvencionables durante los periodos de veda en algunas comunidades, ajustando más el periodo subvencionado al realmente ejecutado.
  • Por otra parte, todas las comunidades autónomas han destinado más recursos públicos a apoyar al sector mediante medidas un mix de ayudas. Los usos han sido muy diversos, por ejemplo en el marco de la seguridad y la salud se establecieron ayudas directas para compensar los costes extraordinarios producidos por la COVID y/o compras directas por parte de la administración.
  • Igualmente, en casi la totalidad de comunidades autónomas se ha subvencionado con ayudas extraordinarias el funcionamiento de las lonjas para compensar la disminución de la facturación a través de la que se financian.
  • De igual manera en la práctica totalidad se han intensificado las campañas de compra de productos alimentarios de proximidad, además de las ayudas de tipo generalista para cubrir necesidades financieras.
  • Finalmente, en algunas comunidades autónomas se han reducido o exonerado las tasas portuarias.

El informe completo puede descargarse aquí y el resumen aquí.

Así es la pesca de arrastre española de 2020

El Plan multianual de gestión para las especies demersales en el Mediterráneo Occidental es un nuevo Plan de gestión pesquera europeo aprobado en 2019 que debe contribuir significativamente a recuperar el buen estado de los stocks pesqueros en el Mediterráneo, cuyo nivel de sobrepesca es aún muy alto (superior al 80% de los stocks evaluados). Una situación que es especialmente complicada en algunas especies emblemáticas en la pesca española mediterránea como es el caso de la merluza.

Introduce diversos cambios en la gestión de la pesca de arrastre, y una de las principales modificaciones es que por primera vez se establece un sistema de repartición de días de pesca entre los diversos países y segmentos de flota, con la idea de ajustar progresivamente los días de pesca de manera que pueda ser posible la regeneración del ecosistema marino.

El mecanismo de repartición se ha establecido a nivel español este año 2020 y tras numerosas negociaciones entre todas las partes implicadas el gobierno en octubre ha publicado la distribución definitiva.

Hemos analizado la distribución adoptada y resumido los principales resultados en estas infografías. Esperamos que sea de vuestro interés.

Informe impacto del COVID en el sector pesquero

Este informe, realizado en abril de 2020, pretende hacer una radiografía de urgencia de la evolución del sector pesquero en el mediterráneo español, en un contexto en que la situación cambia cada día. Se trabaja por tanto con datos preliminares y deberá ser completado en un futuro con otros informes de evaluación global ex-post.

El informe puede encontrarse aquí.